Una sociedad aburrida

Si haces algo, hazlo con tanta pasión que ames donde, cuando y con quien lo haces.

El ser humano debería vivir para hacer las cosas bien. y no digo que no pueda cometer errores, porque hasta hay una buena manera de errar y es aprendiendo de ello.

Crear cosas nuevas, resolver problemas, y al mismo tiempo disfrutar de la vida, la sociedad todavía no entiende el poder de una persona cuando está perdidamente enamorada de algo, un grupo musical, un local de comida, un personaje de películas, y hasta una religión, ciegos de la pasión llegan a hacer cosas impresionante, buenas y malas, porque el humano es así, tiene que hacer todo tan bien, que lo hace mal.

Pienso que la mejor forma de eliminar la miseria que abunda en la sociedad es logrando que todas las personas encuentren la pasión en un lugar, en una actividad, en una persona, y que hagan lo posible por mejorar todo lo que los rodea.

¿Qué es la pasión?

La pasión es ese sentimiento que te impulsa y mueve eliminando toda limitación de tu mente, puede hacerte algo despreocupado por las consecuencias, pero estratégicamente te hace más eficiente, y cuando le dedicas mucha pasión a cualquier actividad se dan resultados impresionantes.

Muchos asocian la pasión hacia una actividad con el arte, el baile o la música, y que buen ejemplo tienen, pero ¿No sería hermosos que cada oficio y acción del ser humano sea realizada con la misma energía y dedicación con la que un artista se expresa?

Pasión y procastinación

Soy una persona que le cuesta motivarse a hacer las cosas, hasta tal punto de ser víctima de la procrastinación, y es que a pesar de dedicarme únicamente a lo que me gusta, cometo el error de aceptar proyectos y actividades que realmente no me parecen interesante ni apasionantes, mi cuerpo y mente buscan la más mínima excusa para dejar de lado tal actividad, me cuesta motivarme es un hecho, pensar en un objetivo, y luchar hasta llegar ahí.

El universo debe venderme muy bien una actividad para yo ser capaz de desvelarme sin importar nada al realizarla.

Si no me motivo no me organizo

No es un error ser así, en mi opinión, mi error ha sido no buscar la manera de dedicarme a proyectos y actividades de mi área que logren hacerme crecer como persona y como profesional, lo que me ha conllevado a lidiar con muchos planes e ideas que nunca logro.

Es todo un beta todo esto de entender lo que mi cabeza ordena a mi cuerpo.

Y es que es tan impresionante como hasta una pesadez inexplicable invade mi cuerpo cuando un centenar de actividades inútiles se encuentran en mi lista de quehaceres que hasta me enfermo, mi error, caer en el círculo de aceptar realizarlas en un principio.

No quiero ni empezar, busco que comer, que limpiar, que ordenar, hasta que de manera extraña se acerca la hora de dormir y mi mente encuentra una mejor hora para realizar dicha tarea:

Después.

Ese día misterioso, y esa hora misteriosa que mi mente agenda para esas actividades que nunca quiero hacer pero aun así me encargo,

-Dios ¿Por qué soy así?

La perfección no existe recitan por ahí.

Aunque el tema se vaya más a la motivación y productividad se que el factor faltante aquí es la pasión, porque es lo que necesito para poder hacer todo lo que debo, pues increíblemente hay días en los que no noto el pasar del tiempo, no hay hambre, no hay calor, no hay ningún impedimento para lograr nada, y lo logro, me emociono, ideo, planifico y hago, y me mantengo en ese proceso por un periodo tan largo que es tan extasiante y maravilloso, que me invade la tristeza cuando me pasa lo contrario otros días.

¡Necesito mas pasión!

El amor me invade hoy y es lo único que hoy día en mi vida me desborda de pasión, de querer, de cuidar, de valorar, de disfrutar cada segundo y cada mínima acción que la vida me regala para tener en mi corazón una paz y emoción tan grande.

La palabra del día es pasión y no me canso de repetirla, porque de verdad es justa y necesaria en todos nosotros.

¿Qué te apasiona hoy?

Se despide Ale Montoya

Deja tu comentario